Guatemala comenzará a distribuir alimentos entre familias en riesgo

Unas 268 mil familias que perdieron sus cosechas de subsistencia por la falta de lluvias en Guatemala comenzarán a recibir ayuda humanitaria del gobierno.

La vicepresidenta Roxana Baldetti informó que este lunes comenzará la distribución de alimentos, que se entregarán a 28 mil familias en la región oriental del país, la más golpeada por la sequía.

Señaló que el gobierno deberá contar con un presupuesto no programado de más de 500 millones de quetzales (63 millones de dólares) para la compra de las raciones de alimentos que se distribuirán entre las más de 260 mil familias damnificadas.

La administración del presidente Otto Pérez Molina (2012-2016) ha afirmado que el país vive una de sus peores emergencias por fenómenos naturales en la última década.

El mandatario afirmó que su gobierno deberá enfrentar "un reto que no tiene precedentes", en cuanto a garantizar la entrega de alimento a las 268 mil familias y evitar "que un solo guatemalteco muerta por hambre".

El gobierno declaró la semana pasada el Estado de Calamidad Pública para 16 de los 22 departamentos del país (15 millones de habitantes), a fin de agilizar la ayuda para la población de las regiones afectadas por la prolongada canícula.

Las autoridades han recurrido al Programa Mundial de Alimentos y a la cooperación de la comunidad internacional para contar con los víveres que se distribuirán entre las familias damnificadas hasta marzo del próximo año.