La enchilada mexicana, un platillo tradicional y dinámico

Ya sea del cielo, del mar o de la tierra, todo lo que sea "entortillable" es elemento ideal para formar parte de uno de los platillos más representativos del país, la enchilada mexicana.

Así lo señalaron restauranteros y comensales que se dan cita desde este día y hasta el 7 de septiembre en la explanada del Jardín Cuitláhuac de Iztapalapa, donde se instaló la Feria de la Enchilada.

A lo largo y ancho de la carpa levantada para la ocasión, se aprecian los olores que emanan de los diferentes stands en los que participan 36 restarantes, los cuales desde temprano se esmeran en elaborar las más de 300 variedades que se ofrecerán en el lugar.

Desde las clásicas de mole, salsa verde o suizas, hasta las más dignas de un buffete como las de carnitas, mariscos, camarón, al pastor o de cazón, por mencionar las más demandadas, todas invitan a los comensales a pedir por lo menos más de un platillo para probar.

Gabriel, quien está de visita en la ciudad con su familia que viene de Brasil, no desaprovechó para disfrutar de unas enchiladas potosinas, unas mineras y unas tuxpeñas que compró en tres locales diferentes.

"Soy mexicano y desde hace tiempo quería traer a mi familia de Brasil para que supiera por qué su padre siempre anda de antojo con algo tortilloso", menciona, mientras sus hijos ríen en lo que se llevan a la boca un buen trozo de enchilada.

Como lo expresó en la inauguración el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Ignacio Valle Martínez, no hay platillo más versátil que la enchilada.

De ahí que restaurantes como "Carnitas Tehuacán", "Las Nenas" y "La Enchilada de la Viga", por mencionar algunos, han decidido incursionar en este platillo a pesar de ofrecer mariscos y carnitas en su menú tradicional.

Iniciamos con la Feria del Marisco y luego nos fuimos a la Feria de la Torta, para finalmente incursionar en esta Feria de la Enchilada, señaló Haideé Romero, del restaurante "Mariscos La Viga México".

Con sus especialidades de Marlín al pastor y Caviar a la mexicana, la dueña del negocio aseguró que no hay mejor oportunidad de ofrecer nuevas variedades de presentaciones que la enchilada, pues se pueden ofertar desde las clásicas hasta las más variadas y ocurrentes.

Lo mismo ocurre para el local de "Las Nenas", en donde Laura Martínez explicó que es la creatividad de los platillos lo que la motivaron a incursionar en el mundo de las enchiladas, luego de haber trabajado desde tiempo atrás en el giro de los banquetes.

En ese mismo sentido se encuentra Guadalupe Colunga, quien con el local "El Rincón de la Enchilada", participan por duodécima vez en ésta y otras ferias que ha llevado a cabo la delegación ofreciendo ya un menú tradicional conocido por muchos en Iztapalapa.

Barbecue, cochinita pibil, placeras, suizas y argentinas son parte de sus presentaciones en donde el pollo, el chorizo, la chistorra, la arrachera y otras variedades de carne ofrecen una fración de los 300 diferentes sabores que se presentan en este encuentro.

El proyecto de "El Rincón de la Enchilada" surgió hace 12 años de la empresa familiar "Salones de Valle", que cuenta ya con una tradición de más de 50 años que se manifiesta en las diversas variedades ofrecidas en el menú, aseguró.

Así, entre los diferentes anuncios de locales como "Los Colores de la Enchilada", "Flor de Oaxaca", "Castidena", "Margutta", "Las Brujas", "La Jarochita" y "Los Tecolotes", por mencionar algunos, los asistentes disfrutan del platillo en sus diferentes presentaciones en un ambiente familiar.