Exhiben en Venecia "Ghesseha", un retrato de la sociedad iraní actual

Con un mosaico de historias de personas comunes, la cineasta iraní Rakhshan Banietemad ofrece una visión de la sociedad contemporánea de su país con su película "Ghesseha" o "Tales" (Relatos), presentada hoy en la principal sección de concurso de la 71 Muestra Internacional de Cine de Venecia.

En el filme participan casi solamente personajes femeninos de las obras precedentes de la realizadora, que busca ofrecer una imagen de los diferentes estratos de la sociedad (aunque fundamentalmente de los "invisibles") y de sus problemáticas recientes, como las protestas estudiantiles y laborales.

"Con esta película retomo los personajes de mis películas precedentes, pero en las actuales circunstancias", explicó Banietemad en conferencia de prensa.

Dijo que "Ghesseha" revisa la suerte y las condiciones sociales de esas personas en los últimos 30 años.

Los personajes, como obreros, intelectuales, empleados públicos, tienen una característica común, la de estar enamorados, por lo que encuentran en el amor la energía para luchar por una vida mejor.

La cineasta aprovechó la conferencia de prensa para lanzar un llamado contra el embargo internacional impuesto a su país y que, dijo, afecta solamente al pueblo.

"La situación en Irán es crítica debido al embargo que ha penalizado al pueblo. Debería haber una reflexión sobre el hecho de que las consecuencias de las decisiones internacionales recaen en el pueblo", añadió.

Señaló que en su cinta se muestran dos realidades paralelas: las dificultades que la mujer debe afrontar cotidianamente, pero también su resistencia y su fuerza ante la adversidad.

En el filme los temas recurrentes son la cuestión femenina y el creciente uso de la heroína y entre sus protagonistas está el actor Payman Maadi, conocido internacionalmente por su interpretación en la cinta "Una separación".