Buscan palestinos dejar atrás casi 50 noches de enfrentamientos

Miles de palestinos comenzaron hoy a rehacer sus vida en la Franja de Gaza, luego que Israel y el grupo islámico Hamás acordaron una tregua indefinida en el enfrentamiento armado que inició el pasado ocho de julio.

Para muchos palestinos se trató de una "victoria sin precedente" que celebraron en las calles de la Franja y de Cisjordania, pero que cobró la vida de dos mil 141 personas en Gaza e hirió a más de 11 mil.

El portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, afirmó a una entusiasta multitud anoche que alcanzaron "la victoria cuando somos capaces de romper la intimidación de Israel".

En Israel hubo alivio en las poblaciones más cercanas a la Franja, las que sufren por el lanzamiento de misiles y proyectiles de mortero: cuatro mil 562 en total en siete semanas de conflicto.

Luego de casi 50 noches de conflicto, con algunas treguas temporales, ambas partes vivieron una noche de tranquilidad sin la amenaza del fuego de artillería de la operación israelí Margen Protector o misiles de Hamás.

Las celebraciones continuaron en la Franja de Gaza hasta altas horas de la noche tras el acuerdo de alto el fuego.

En la primera etapa del acuerdo se abrirán los pasos fronterizos para proceder a la reconstrucción de Gaza, además de que los palestinos obtendrán más permisos para salir, por lo que el paso entre Rafah y Egipto se abrirá con la presencia de fuerzas de la Autoridad Palestina.

En la segunda etapa, dentro de un mes, se discutirán las demandas de la construcción de un puerto marítimo y la reapertura del aeropuerto.

También la liberación de 100 presos, algunos liberados en el intercambio por el soldado israelí Gilad Shalit en 2011, pero arrestados de nuevo en el marco de la Operación Margen Protector, así como la exigencia de Israel para la desmilitarización de Gaza.