Anima Bruselas a ciudadanos a respetar límites de velocidad

Las autoridades de Bruselas empezaron esta semana a repartir a los conductores billetes de lotería instantánea, en una acción novedosa destinada a animarlos a respetar los límites de velocidad en el perímetro urbano.

La campaña se desarrollará hasta finales de mayo, en colaboración con el Instituto Belga de Seguridad de la Ruta (IBSR) y la policía local.

Se llevarán a cabo una treintena de operaciones de control en las calles de la capital belga y las personas que circulen de acuerdo con los límites de 30 o 50 kilómetros por hora ganarán como recompensa un billete de la Lotería Nacional.

Los funcionarios de la IBSR también repartirán a los automovilistas galletas de la suerte y panfletos informativos sobre la seguridad en la ruta.

El secretario de Estado de Bruselas para la Movilidad, Bruno De Lille, impulsor de la idea, señaló que el exceso de velocidad mata cada año entre 50 y 60 personas en Bruselas y "sigue siendo la principal causa de mortalidad en las calles de la capital".

"Cuando un pedestre es percutido (por un coche) a 30 kilómetros por hora tiene un 98 por ciento de posibilidad de sobrevivir contra un 24 por ciento cuando el coche se desplaza a 50 kilómetros por hora", explicó en rueda de prensa.

"Con esa acción, todos son ganadores. Respetar la velocidad (límite) supone mejorar la calidad de vida en Bruselas, proteger a los demás y, finalmente, ser recompensado por su buena conducta", sostuvo.

No obstante, la idea ha sido criticada por la oposición, que la calificó de "irrealista".

El teniente de alcalde Didier Gosuin cuestionó, en la prensa belga,

cómo las autoridades de Bruselas pueden tener recursos para "ofrecer regalos" a los conductores que respeten la ley cuando afirman no tenerlos para aplicar multas a los infractores.

Las zonas con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora representan un 40 por ciento de todas las rutas de la capital.