Descubre Marcos Daniel Aguilar la labor periodística de Alfonso Reyes

Para el reportero, editor, articulista y escritor Marcos Daniel Aguilar, la faceta periodística de Alfonso Reyes no ha sido del todo conocida ni analizada, "a pesar de que es uno de los mejores periodistas mexicanos, pionero de la crítica y reseña cinematográfica en lengua española".

Con esa idea, escribió "Un informante en el olvido: Alfonso Reyes", cuyo objetivo es mostrar que "fue un escritor de primera línea, un analista y un teórico político que definió lo que era ciudadanía, democracia, política, revolución, gobierno autoritario, de facto o de derecho", acotó el autor de este nuevo libro.

Ese hombre, agregó el escritor con motivo de la presentación de "Un informante en el olvido: Alfonso Reyes", en el Museo del Estanquillo, "nos enseñó que los mexicanos y latinoamericanos podemos seguir hablando de tú a tú con el mundo sin ninguna restricción".

¿Cómo fue que el diplomático, ensayista, historiador, filósofo, traductor y editor incursionó en el periodismo? ¿Qué elementos caracterizaron su legado? ¿Qué géneros desarrolló? son preguntas que encuentran respuesta en este libro, publicado dentro de la colección "Periodismo Cultural" que edita el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

"La idea es mostrar por qué se interesó en el periodismo y cómo lo entendió, ya que para él fue una forma de concebir a su sociedad y una oportunidad para dar a conocer a los ciudadanos mexicanos datos relevantes de la cosa pública, de la cultura, política y la economía", señaló Marcos Daniel Aguilar.

El autor explicó que el volumen se divide en cinco grandes capítulos: "Un informante en el olvido", "Pesos y contrapesos, el periodista crítico", "Articulista de fondo: La historia del periodismo dentro del periodismo", "El periodista político" y "Anexos", los que hace un todo.

"Son secciones que muestran que los textos de Reyes tienen una peculiaridad: conforman una literatura sin radicalismos, sin una postura unilateral, siempre ofertando una balanza de contrapesos donde aborda un tema y muestra sus elementos tanto positivos como negativos para hablar sobre esa cuestión", indicó.

Marcos Daniel Aguilar añadió que en su libro también se puede conocer la forma en que Alfonso Reyes redactó sus textos para la prensa, los géneros que desarrolló a lo largo de su labor periodística, cómo se debe hacer un artículo, una columna o un editorial, y los elementos que caracterizan todos sus textos.

"Casi siempre, el periodismo y literatura de Alfonso Reyes incluyen diversos juicios de valor que el escritor va a arrojar hacia la recta final de sus artículos y ensayos, los cuales lanza después de explicarnos el contexto, por eso son obras completas y vastas en su información", refirió el autor.

Explicó que son textos en los que Alfonso Reyes se presenta, sin exagerar, como "el escritor visionario más importante durante el siglo XX, quien abordó, de forma casi perfecta, la vida social, cultural y artística de esa centuria, pero si la analizamos, vemos que habla y remite al presente, por su visión futurista".

"Un informante en el olvido: Alfonso Reyes" permite conocer el contexto sociopolítico e histórico en el llegaría a Europa, después de ser exiliado de México, con su mujer e hijo, buscando una forma de ganarse el pan de cada día antes de 1914, cuando México estaba inmerso en una fiera Revolución.

"Era una época de crisis económica que obligó a Reyes a buscar la manera de ganar dinero, con la fortuna de conocer a directores y editores de periódicos. Fue con ellos y les mostró su oficio en la escritura, comenzó a escribir y el periodismo se convirtió en su plataforma literaria y forma para subsistir", apuntó.

De esta manera descubrió que el periodismo, antes que la diplomacia o la edición de libros, sería el oficio que le ayudaría a sobrevivir durante 10 años en España. Años después se convertiría en uno de los mejores periodistas mexicanos de toda la historia", detalló el también reportero de Canal 22.

Finalmente, el autor del libro destacó que con su libro busca desempolvar la literatura de Alfonso Reyes para que el público pueda conocer su obra. Y de la misma manera, pretende mostrar que México es generador de escritores de primer nivel y de un pensamiento universal, no solamente local.