Promueve Erika Mergruen su libro de microficciones "El último espejo"

Para tener éxito en la microficción se debe trabajar sobre un tema que apasione, con total conocimiento del mismo, "porque esto equivale a crear una cosmogonía", afirmó hoy la editora independiente y tallerista Erika Mergruen (Ciudad de México, 1967).

Se debe escribir, añadió en entrevista con Notimex, como si se hubiera digerido absolutamente todo sobre un tema y se tuvieran todos los elementos en la mano. "En mi caso, seleccioné el tema del Tarot, que me gusta y apasiona, y la obra de Lewis Carroll (1832-1898), escritor, diácono anglicano, matemático y fotógrafo, cuya obra he estudiado".

Subrayó que las dos piezas fundamentales de Carroll, "Alicia en el país de las maravillas" y su secuela "Alicia a través del espejo", tienen mucho qué ver con el Tarot. "Ambos agrupan arquetipos de lo que es y significa la cultura de Occidente, siempre perfectamente bien ilustrados".

Con experiencia en el campo del quehacer poético y una vez asentada como una autora de textos en prosa, dijo que reunió todos esos elementos como un rompecabezas donde apenas se vislumbra la frontera entre poesía y prosa, para crear microficciones, con el Tarot y las reminiscencias de la célebre "Alicia".

De esa forma nació "El último espejo", libro que se presentó en la pasada Cuarta Feria de Editoriales Independientes en el Centro Cultural Bella Época. Anotó que el Tarot es literalmente pura ilustración, y por otro lado existe uno en "Alicia", cosa que pocos conocen.

Tras escribir las microficciones en torno a esos dos elementos, y a pesar de tener la plena conciencia de haber realizado un trabajo con rigor literario y bases sólidas en el terreno del arte y la cultura general, la entrevistada dudó que alguna editorial se interesaría en publicarlas, "porque es un género todavía no bien aceptado", dijo.

Cabe anotar que el volumen de 49 microficciones fue publicada bajo el sello Hormiga Iracunda, con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y PD Editores.

Explicó que el texto de la microficción debe tener distintas capas, por lo que tiene distintas lecturas. "Es para todo lector, y dependiendo de lo que cada cual sepa, lo que descubra o reconozca, va a poder descender y ascender por todas esas capas, por lo que motiva que los lectores indaguen en otros temas, obras y autores".

Son historias a partir de otras. El libro de compone de microficciones, y se puede leer en orden, de la uno a la 49, en sentido contrario o de manera aleatoria.

Cada historia se sostiene por sí misma y todas en conjunto. Al leer una no hace falta saber qué pasa en las demás, pero al leerlas todas se nota cierta hermandad.

Erika Mergruen ha publicado los poemarios "Marverde", "El Osario" y "El sueño de las larvas", y el volumen de cuentos "Las reglas del juego" y "La ventana, el recuerdo como relato", con el que obtuvo el premio Autobiografías, Diarios y Testimonios de Mujeres Mexicanas, DEMAC 2001-2002, informó su editorial.