La directora del Fondo Nacional para el Fomento a las Artesanías (Fonart), Liliana Romero Medina, señaló que la pobreza económica de los artesanos, la intermediación y precios bajos son los principales problemas que enfrenta este sector.

En el marco de la firma de un convenio entre el Fonart, la Casa de las Artesanías de Yucatán y la Universidad Tecnológica Metropolitana para capacitar a los artesanos yucatecos, dijo que la competencia de productos industrializados y la carencia de materias primas, también se suman a la problemática.

Ante productores de todas las regiones del estado, apuntó que la capacitación forma parte de las acciones de Fonart a favor de ese sector para afrontar estas adversidades, para que sean capaces de organizarse e implementar sus propias estrategias de comercialización.

Expuso que una de las razones más importantes de esta propuesta es que la comercialización artesanal genera importantes dividendos, pues asociada a la actividad turista se generaron volúmenes de venta de "cuatro mil millones de dólares" durante 2012.

Este monto, abundó, ha venido incrementándose anualmente en 4 por ciento desde 2004, es por ello que "consideramos muy importante y urgente diseñar una política de trabajo específica que también nos vincule a las acciones de turismo".

De igual forma, el problema de la actividad es complejo, ya que tampoco se cuenta con indicadores reales que permitan conocer información básica sobre la producción artesanal, como por ejemplo, cuántos artesanos existen en el país.

"También es urgente haya un censo nacional que permita conocer el número de artesanos porque preguntas tan importantes como cuántos son, dónde están, qué producen, el día de hoy no tienen certeza en las respuestas", expuso.