El senador Miguel Barbosa Huerta presentó una iniciativa para tipificar los llamados "levantones" como desaparición involuntaria de personas, e imponer de 20 a 40 años de cárcel a quien cometa este delito.

El legislador perredista propuso una pena de 25 a 45 años de prisión para quienes cometan esta práctica en un grupo de dos o más personas, cuando la víctima sea menor de edad o no tenga capacidad para comprender el significado del hecho.

Asimismo, cuando la víctima de ese delito sea una mujer en estado de gravidez o sea obligada a prestar servicios ilícitos dentro de una organización criminal, abundó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sugirió también cárcel de 25 a 50 años si en la comisión del ilícito él o los autores tienen vínculos de parentesco, amistad, gratitud, confianza o relación laboral con la víctima o cuando se cause a ésta alguna lesión, o se hayan ejercido actos de tortura o violencia sexual.

Señaló que desde el sexenio pasado se ha enfocado el aparato de seguridad nacional, sobre todo a la lucha contra el narcotráfico, pero "sin una estrategia eficaz que vaya a las causas que originan esta actividad criminal".

Ello, dijo en entrevista, provocó "consecuencias graves para la sociedad", toda vez que generó nuevas formas de delinquir por parte de las células criminales y produjo impunidad, desconfianza, miedo, sentido de injusticia, dolor e incertidumbre.

Barbosa Huerta subrayó que en este contexto se incrementó la desaparición de personas víctimas de los denominados "levantones", los cuales implican una privación ilegal de la libertad.

Explicó que a diferencia del secuestro, en el que se demanda un rescate por parte del perpetrador, en el "levantón" no existe la negociación y en muchas ocasiones las víctimas son torturadas y asesinadas.

Además, con frecuencia las víctimas son reclutadas por el crimen organizado con la finalidad de que participen en la comisión de ilícitos, bajo la amenaza de perder su vida o la de sus familiares.

Sin embargo, explicó, los llamados "levantones" no necesariamente pueden subsumirse al tipo penal de desaparición forzada de personas como delito y como violación a derechos humanos, por lo que "no es sancionable".

El coordinador legislativo del PRD manifestó que la problemática ha rebasado la norma penal y existen "particulares que realizan actos similares, levantando, desapareciendo, ocultando y vejando a personas que son víctimas de esta nueva forma de crimen en la sociedad".

La iniciativa, que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal Federal, se turnó este miércoles a las comisiones de Justicia y de Estudios Legislativos para su análisis y dictamen correspondiente.