El Bayern Munich tendrá este sábado una cita con la historia del futbol alemán y es que podrá conseguir el triplete, si derrota al Stuttgart en la gran final de la Copa de Alemania a disputarse en el Olympiastadion.

El cuadro bávaro conquistó semanas atrás el título de la Bundesliga y el pasado 25 de mayo, ganó la Liga de Campeones de Europa, para tener en su poder el doblete.

Sin embargo, el reto del Bayern es convertirse en el primer equipo alemán en obtener el triplete, para ello deberá superar al Stuttgart, en partido donde sale como favorito el plantel de Jupp Heynckes, pero eso deberá quedar demostrado en el terreno de juego.

Los suabos esperan arruinar la fiesta del Bayern, así que no regalarán nada en el compromiso y tratarán de quedarse con el trofeo copero.

En caso de ganar la DFB Pokal, el Bayern mantendrá sus aspiraciones de ganar todo los trofeos que se disputan en un año, le restaría consagrarse en la Supercopa de Alemania, en la Supercopa de Europa y en el Mundial de Clubes, para completar la media docena de trofeos.

El cotejo de mañana será el último compromiso de Heynckes al frente del Bayern Munich y querrá hacerlo de gran manera para dejarle el puesto al español Josep Guardiola.