El paso del huracán Bárbara por el sistema de presas del Alto Grijalva no dejó tanta aportación de agua, por lo cual hoy fue levantada la alerta amarilla en Huimanguillo, Tabasco, por donde transitó el meteoro hacia el Golfo de México.

En una reunión presidida por el alcalde de Huimanquillo, Francisco Sánchez Ramos, el superintendente de la presa Peñitas, Luis Toribio Martínez Ramírez, expuso que ya no hay riesgo por el fenómeno meteorológico al haber abandonado ya la entidad.

Expuso que la zona donde más llovió en el paso de Bárbara fue en Arriaga, Chiapas, mientras la presa Malpaso, que está antes de Peñitas, se encuentra 24 metros por debajo de su escala.

Por lo tanto, el agua que hoy se libera por Peñitas es de 300 metros cúbicos por segundo "y gradualmente se va aumentando durante el día, para que los ríos no se sequen, pero hasta el momento Tabasco y Huimanguillo están sin peligro alguno".

Apuntó que cuando se prevé una contingencia y con informes detallados, se notifica al gobierno estatal con 12 horas de anticipación para que se alerte a la ciudadanía a través del Sistema de Protección Civil.

El ayuntamiento de Huimanguillo -colindante con Veracruz y que recibe las descargas del sistema de presas- apuntó que tras conocer los reportes de la cuperintendencia de la presa Peñitas determinó levantar la alerta preventiva.

Asimismo, expuso que durante el paso del meteoro no se registraron daños por lluvias ni por un crecimiento en el caudal del río Mezcalapa, que recibe las descargas de Peñitas.