El actor argentino de cine, teatro y televisión Saúl Lisazo, quien ha destacado por melodramas como "Vivo por Elena" y "Mientras haya vida", celebrará este sábado 57 años de vida en receso, tras haber finalizado la telenovela "El rostro de la venganza".

Lisazo interpretó en la producción de Telemundo a "Ezequiel Alvarado", el antagonista de la historia.

En este melodrama, que aún no se transmite en México, también participan Maritza Rodríguez y David Chocarro, además de la pareja de William Levy, Elizabeth Gutiérrez.

Saúl Gustavo Lisazo Ozcoidi, quien ha sido futbolista, modelo, locutor y galán de telenovelas, nació en Los Toldos, Argentina, el 1 de junio de 1956, en el seno de una familia integrada por Saúl José y Aracely Ozcoidi, y sus hermanos María Fernanda, Araceli, Alejandro, Mauricio y Vaninna.

Vivió su infancia y adolescencia entre equipos de futbol soccer y acondicionamiento físico; de hecho, con su trabajo como entrenador salió de su país y pisó otras tierras, como España, Brasil, Bélgica y México.

A principios de la década de los 90, Lisazo dio un giro a su vida al decidir cambiar de residencia. Se mudó a México con su ahora esposa Mónica Viedma, con quien procreó dos hijos: Paola y Martín.

En México, fue contratado como modelo para grabar comerciales de televisión, uno de ellos para una marca de licores, y así se hizo de fama, colocándose en el mundo de la actuación con su primera telenovela, "Amor de nadie", al lado de Lucía Méndez.

En ese tiempo participó en teatro experimental en obras como "La fierecilla domada" y "El Tartufo"; sin embargo, su carisma y buen parecido físico llamó la atención de los productores de telenovelas y su carrera artística dio un salto.

La capacitación actoral la recibió en diversas academias, incluso tuvo que tomar clases de dicción con Eduardo Torres Lapham, a fin de modular su acento argentino.

En la pantalla chica ha trabajado como galán de telenovelas al lado de actrices como Lucía Méndez, Maribel Guardia, Victoria Ruffo, Gabriela Spanic, Kate del Castillo y Patricia Manterola, entre otras.

Incluso, en 2000 fue considerado en la publicación de noviembre de "People en Español" uno de los hombres más sexys en el mundo.

Lisazo ha trabajado en al menos 14 melodramas, entre los que destacan "Tenías que ser tú" (1993), "Prisionera de amor" (1994) "El día que me quieras (1995), "Acapulco, cuerpo y alma" (1995), "Bajo un mismo rostro" (1995), "La jaula de oro" (1997) y "Vivo por Elena" (1998).

Además de "Por tu amor" (1999), "El privilegio de amar" (1998), "El niño que vino del mar" (1999), "El derecho de nacer" (2001), "Romance" (2004), "Gitanas" (2004) y "Tierra de pasiones" (2006).

En teatro comercial ha participado en la obra "Cartas de amor" y "La viuda alegre", en México, mientras que en Estados Unidos ha intervenido en películas como "El regreso a la Isla del Tesoro".

El actor ha combinado su actividad actoral con la empresarial, con un restaurante en la Ciudad de México.

En 2006, Lisazo protagonizó en una cadena de televisión estadunidense, al lado de Gabriela Spanic, la telenovela "Tierra de pasiones", filmada en Miami, Florida, con un elenco que incluye a Catherine Siachoque, Francisco Gattorno y Héctor Suárez.

En 2007 estelarizó la telenovela "Mientras haya vida" y participó en la película "Ladrón que roba a ladrón", al lado de Fernando Colunga y Miguel Varoni, entre otros.

Un año después trabajó con Margarita Rosa de Francisco en "Mientras haya vida", y en reiteradas ocasiones dijo que con su protagónico en el melodrama de la televisora del Ajusco, en el que compartió créditos con los mexicanos Paola Núñez y Andrés Palacios, concluía su ciclo en las telenovelas.

En 2009 Lisazo sufrió la pérdida de su madre Araceli Ozcoidi, quien falleció a causa de una neumonía, la cual no pudieron tratar los doctores. La madre de Lisazo, a quien le sobreviven seis hijos, había sufrido ya dos infartos cerebrales que le habían deteriorado mucho su salud.

Un año más tarde el actor argentino trabajó en tres producciones: "El clon", en la que interpretó a "Leonardo Ferrer", junto a Mauricio Ochmann; en "Acapulco, cuerpo y alma", con Patricia Manterola, y en "Gitanas", con Ana de la Reguera, Manolo Cardona y Dolores Heredia, entre otros.

Durante 2011 participó en el melodrama "El octavo mandamiento", al lado de los actores Sara Maldonado, Érik Hayser, Alejandra Ambrosi, Arap Bethke, Ximena Rubio y Leticia Huijara.