Estafeta invertirá nueve millones de pesos en la adquisición de 13 unidades de carga con nuevas tecnologías que aumentan las ventajas ambientales de los motores que utilizan combustible a diesel.

La empresa en soluciones logísticas, mensajería y paquetería precisa que los vehículos a adquirir son del modelo ELF 600 de la armadora Isuzu.

El director de Operaciones de la empresa, Ricardo Becerril, explicó que esta inversión es parte de los 132 millones de pesos que destinará la compañía para el crecimiento y renovación de su flota vehicular en 2013, que además incluye cajas secas y rampas de dos columnas.

La empresa informa en un comunicado que en los últimos tres años la demanda del Servicio LTL o Carga Consolidada aumentó 120 por ciento, por lo que dichos vehículos servirán para atender ese incremento.

Detalla que esta es la primera operación que realiza con Isuzu y que entre los factores que consideraron para la selección de esa armadora son la red de distribuidores y la alta penetración de la marca en el mercado.

Las unidades, agrega, cuentan con una capacidad de carga útil de seis toneladas, motor a diesel con un menor impacto al ambiente, transmisión manual de seis velocidades y frenos ABS en las cuatro ruedas, entre otras características.