Rechaza CPI petición de Libia para juzgar a Saif al-Islam en Trípoli

Los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) rechazaron hoy un requerimiento de las autoridades libias para cancelar el caso que abrió contra Saif al-Islam Gadafi por crímenes de contra la humanidad y poder juzgarlo en Trípoli.

La sala primera de instrucción del tribunal con sede en La Haya anunció este viernes su decisión y argumentó que pese a sus esfuerzos Libia no ha logrado reconstruir sus instituciones y restaurar el Estado de derecho.

Explicó que el hijo del ex dictador libio fue capturado en noviembre de 2011 por un grupo de milicianos, que aún lo mantiene en su poder en un lugar secreto, sin que el gobierno central en Trípoli haya sido capaz de lograr que se lo entregue.

El nuevo gobierno de Libia es incapaz de hacer cumplir los poderes judiciales en todo el país, agregó.

Además, continuó, las acusaciones por las que Libia quiere juzgar a Saif son las mismas por las que la CPI lo requiere.

Gadafi es acusado de crímenes contra la humanidad, asesinato y persecución cometidos en febrero de 2011, y aunque asegura que es inocente, ha solicitado ser juzgado en la corte de La Haya, pues considera que en Libia no tendrá un juicio limpio y justo.

Tras dar a conocer su decisión, la Sala de Primera Instancia recordó a Libia "su obligación de entregar al sospechoso a este tribunal" y ha informado que las autoridades libias pueden apelar esta decisión o presentar otro recurso de acuerdo con el Estatuto de Roma.