Alrededor de 800 grupos de Alcohólicos Anónimos (AA) de esta entidad celebrarán con una serie de conferencias el 68 aniversario de esta asociación mundial que ha sido exitosa en la aplicación de su programa de recuperación.

En entrevista con Notimex, el coordinador de AA en Jalisco, Alfredo Sánchez, informó que realizarán un foro de alcoholismo el próximo 10 de junio.

Indicó que se abordarán temas como el "Impacto social del alcoholismo", "El alcoholismo como problema de salud" y el "Programa de recuperación 12 pasos de AA", entre otros.

Afirmó que el programa de AA es tan exitoso que ha logrado recuperar a millones de seres en 186 países del mundo y en el caso de México funcionan ya más de 14 mil grupos, mismos que han salvado a miles de personas destinadas a morir alcoholizadas.

Manifestó que AA sí funciona pero "hay personas que no tienen la capacidad de ser honradas consigo mismas y eso es fundamental para su recuperación, el programa no falla aunque el que a veces no puede es el individuo que se va a someter al programa".

Recordó que AA es una agrupación mundial de alcohólicos recuperados que se ayudan unos a otros a mantener su sobriedad y comparten libremente las experiencias de su recuperación con otros hombres y mujeres que también tienen problemas con la bebida.

Enfatizó que para la recuperación es necesario aceptar todo o parte de un programa de 12 pasos sugeridos, creados especialmente para la recuperación del alcoholismo y "se puede decir recuperado una persona que haya cumplido un año sin beber".

Destacó que el programa se aplicó por primera vez en 1938 y desde entonces ha funcionado en diferentes países con mucho éxito.

"Abarca primero la admisión de la problemática del alcoholismo, un análisis de la personalidad y la catarsis del mismo individuo, como miembros de AA nos enfocamos en el problema del alcohol, sabemos que es fundamental el aspecto emocional", expuso.

Agregó que la tarea es enfocarse en la niñez y en todo lo que le pasó a la persona en el pasado, "darnos cuenta de que fue lo que nos afecto en la vida, trabajamos en lo que nos dañó y tratamos de enmendar los daños que hemos causado para hacer una reajuste de nuestras relaciones interpersonales".

Aclaró que no se trata de programa religioso pero sí espiritual porque es necesario creer en un ser superior a nosotros mismos, pero si alguien es ateo puede creer simplemente en el grupo como su tabla de salvación.