Claustro de Sor Juana expondrá "Paraíso en sombra"

La vida, el movimiento, el impulso vital y el sentimiento inevitable de la muerte son los temas que se reflexionan en la exposición "Paraíso en sombra", que mañana será inaugurada en la Celda Contemporánea de la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ), en esta ciudad.

La muestra reúne los trabajos de los artistas Paul Muguet, Rocío Asensi y Fernando García Correa, quienes comparten su visión múltiple y compleja de la vida, origen, dualidad, complementariedad, oposición y misterio.

De igual manera ponderan temas sobre el mundo, el individuo, la naturaleza, la forma, la sociedad y la crítica al progreso, a través de una visión poética y metafórica entre lo inevitable y lo impermanente.

"La exposición lo que comparte es un sentimiento de perplejidad y misterio ante la vida; se trata de una muestra que tiene que ver con la vida, pero también con lo inevitable", dijo a Notimex su curadora, Berta Kolteniuk.

En entrevista, refirió que en la Sala 1 se presenta el trabajo de Paul Muguet, quien presenta un total de cuatro obras en arte objeto e instalación.

La primera es "Origen", que hace una analogía sobre el momento en que los espermatozoides nadan para fecundar un óvulo, a través de tres mil cucharas retorcidas a mano.

En "La silla muerta", utiliza una silla fragmentada sobre un tapete persa en alusión a la meditación y espiritualidad, mientras que "El Barandal", es una obra hecha en herrería con decoraciones barrocas.

Su cuarta pieza es un dibujo con la imagen de la muerte sentada en una silla, haciendo una reflexión sobre la misma muerte.

En la Sala 2 se exhibe el trabajo de Rocío Asensi, quien presenta cuatro piezas con las que reflexiona entre dos visiones del mundo contemporáneo: la de Oriente y la de Occidente, una metáfora sobre sus designios.

El nomadismo de la artista de origen español le ha permitido experimentar las contradicciones del sistema occidental capitalista y mercantilista, en contraposición con la espiritualidad que aún existe en otras culturas ancestrales. En "Noor", que significa iluminación en árabe, da cuenta de ello.

"Se trata de una pieza realizada por una red de pequeños discos metálicos dispuestos concéntricamente y suspendidos desde el techo, aunque aún tocan el suelo.

"Nos habla de la conexión espiritual que existe entre cielo y tierra. Es una pieza que gira sobre sí misma, que evoca meditación, reflejos y sombras de cada uno de nosotros y del mundo que nos rodea", dijo Kolteniuk, quien calificó a la artista de viajera.

En Oriente, la sombra representa la belleza; en Occidente, representa los miedos, lo oculto, dijo la curadora, al tiempo que recalcó que "Paraíso en sombra", por otro lado, es una pieza de hierro recortado, que se inspira en las lámparas orientales y proyecta imágenes en sombra, precisamente del paraíso perdido.

"El mundo que aún existe desde la penumbra de nuestro olvido y que nos recuerda lo que hemos dejado atrás, la ilusión de un paraíso que nos ilumina y nos muestra el camino de vuelta a casa", agregó.

"Lámpara de Aladino", otra de sus obras, es una pequeña pieza que presenta justamente el reflejo de esa fantasía y reflexión. Como en el cuento de "Las mil y una noches", el sueño de Occidente se desvanece y esfuma.

En el segundo piso de ese espacio, la artista presenta su video "East and West", en el que proyecta imágenes de la India y Sri Lanka, a fin de reflejar otra percepción del mundo.

En la Sala tres se presenta la obra de Fernando García Correa, pintor que exhibe la enorme instalación "Algunos desordenes de la realidad", hecha en recortes laser y que parte de imágenes que él mismo dibujo.

"Son dos piezas en una, pues en una cara se observa una pieza diferente de la otra; son una serie de 23 dibujos suspendidos desde el techo. Entramados recortados con diversas capas de papeles de color y de formas orgánicas que hacen referencia a las estructuras de crecimiento vegetal.

"Pero son esencialmente de naturaleza abstracta, ya que por un lado y por el otro presenta una serie de escenas figurativas, gráficamente esquematizadas, incluso podrían considerarse de alguna vida cotidiana", detalló Berta Kolteniuk.

Con asombrosa destreza y sentido del color, Fernando evoca extrañas experiencias siderales, al tiempo que recuerda el aquí y el ahora cotidiano, invitando con esto al espectador a recorrerla en ambos sentidos para completarla.

"Paraíso en sombra" se presentará hasta el próximo 4 de octubre en el recinto situado en la zona centro de esta capital.