El senador del PVEM Gerardo Flores Ramírez expuso que anualmente 600 mil personas no fumadoras mueren, efectivamente, por respirar humo de tabaco, por lo que exhortó a reforzar la vigilancia para que los establecimientos cerrados en México sean 100 por ciento libres de humo.

En entrevista comentó que a través de un Punto de Acuerdo solicitó a la Secretaría de Salud, a los gobiernos estatales y del Distrito Federal trabajar en coordinación para realizar visitas de inspección y así garantizar el cumplimiento de la ley.

Señaló que México ocupa el sexto lugar mundial en número de varones fumadores y el segundo de mujeres, con una cifra de 10.9 millones en total; y que la edad crítica para el consumo diario de tabaco es entre 15 y 17 años.

Lamentó que diariamente se registren entre 114 y 122 decesos asociados al tabaquismo, es decir, aproximadamente 44 mil al año; y que de continuar este patrón las cifras podrían incrementarse de manera alarmante.

De esta manera, el legislador ecologista recordó que la Ley General para el Control del Tabaco prevé claramente la obligación de proteger los derechos de los no fumadores a vivir y convivir en espacios 100 por ciento libres de humo, por lo que es indispensable garantizar su cumplimiento.

Dijo que la prevención respecto al cumplimiento de esta disposición disminuiría los índices de decesos a causa de enfermedades asociadas al consumo de Tabaco, como distintas variedades de cáncer.

Además, agregó, tendría efectos positivos sobre la salud pública y del Sector Salud, pues esas enfermedades representan un gasto sustancial para los hospitales públicos, así como para el sector asegurador, y llegan a ocasionar desequilibrios importantes en el presupuesto de muchas familias mexicanas.

Reiteró que el PVEM considera imperativo contribuir para que se puedan implementar políticas públicas que sean eficaces y que generen beneficios tangibles a los ciudadanos, por lo que en el marco del Día Mundial sin Tabaco llamó la atención sobre el espacio 100 por ciento libre de humo.