Rechazan las FARC marco jurídico para la paz

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rechazaron hoy aquí el marco jurídico para la paz, aprobado por el Congreso colombiano en 2012, por considerarlo un obstáculo para las negociaciones.

El jefe del equipo rebelde, Iván Márquez, dijo que ese acto legislativo "no ha sido consensuado", además de opinar que irrespeta el espíritu y la letra del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, firmado en agosto de ese año en La Habana, Cuba.

Delegaciones de las FARC y del gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos retomaron este martes en la capital cubana sus pláticas de paz, iniciadas en noviembre de 2012.

Sobre el tema de las víctimas, que se discutirá en el ciclo 27 de las conversaciones comenzado este martes, Márquez apuntó que las partes buscarán vías para garantizar el reconocimiento de los derechos de las víctimas de la confrontación.

El jefe rebelde sostuvo que ello permitirá encontrar las claves que desbrocen el camino de la reconciliación de la familia colombiana.

En otra parte del comunicado, las FARC llamaron a dejar atrás los sentimientos de odio y venganza con el objetivo de allanar el camino hacia la paz porque es "necesario disponer de espíritu de humildad y para el perdón, que faciliten el logro de acuerdos".

La novedad en el actual ciclo es la participación de delegaciones de víctimas del conflicto armado, en audiencias donde expondrán sus reclamos de reparación.

Se preve, además, la instalación de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, que proveerá de insumos a la discusión de los diferentes puntos pendientes de la agenda, entre otras iniciativas.

La Comisión Histórica se encargará de elaborar la reconstrucción del conflicto en un plazo previsto de cuatro meses, a partir del 21 de agosto.

Con anterioridad, ambos bandos alcanzaron acuerdos en los temas de desarrollo agrario integral, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas.

En una entrevista en el sitio web de las FARC, el jefe del grupo rebelde, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", dijo que el tratamiento a las víctimas debe partir de su reconocimiento como tales.

El líder guerrillero consideró que ello significa que el Estado reconozca como víctimas del conflicto a todos los afectados por el mismo desde su comienzo, que se remonta muchas décadas atrás.

Antes de viajar a La Habana, el jefe negociador gubernamental, Humberto de la Calle advirtió esta semana en Bogotá que convertir a las víctimas "en un tema de polarización es un retroceso histórico".

De La Calle defendió el concepto de escuchar a todas las víctimas del conflicto y no sólo las que se le imputan a las FARC.