Unos mil 200 bomberos lograron sofocar hoy un incendio que inició por un disparo de arma de fuego y que a lo largo de la semana consumió más de 500 hectáreas en California cerca de la frontera con México, informaron fuentes estatales.

El Departamento Forestal de California informó que el incendio denominado General fue sofocado en las inmediaciones del pintoresco pueblo de Julian, en las montañas de San Diego, a 30 kilómetros al norte de la frontera.

El capitán de bomberos forestales en la zona, Mike Mohler, dijo que en total fueron poco más de 508 hectáreas las consumidas desde el lunes.

Investigadores de incendios averiguaban la identidad de quien disparó para posiblemente detenerle. Se sabe que el origen del fuego fue un disparo de tiro recreativo.

Los bomberos pudieron controlar el fuego antes de que alcanzara viviendas, con la ayuda de 52 camiones, 17 aeronaves que esparcieron químicos para evitar combustión y cuatro aeronaves cisterna.