RedWolf y Russian Red pondrán a bailar al público en el Lunario

El electro dance de la agrupación sonorense RedWolf y la música electrónica de la española Russian Red pondrán a bailar al público mexicano el próximo jueves en el Lunario del Auditorio Nacional, para celebrar los 30 años de una línea de automóviles.

En conferencia de prensa, los integrantes de RedWolf (Allan, Jimmy, Robert, Rox y Xonik) explicaron que su propuesta va más allá de hacer música, "no sólo vendemos música sino todo un estilo de vida, tocamos en vivo una mezcla de dance, electro, hip-hop y pop".

Actualmente la banda promociona su primer sencillo "Love plane", incluido en su primer álbum homónimo y cuyo video fue patrocinado por Seat, que este año celebra el 30 aniversario de su línea Ibiza y para ello ha organizado un concierto en el Lunario.

Los temas de los músicos sonorenses son en inglés porque su género es la electrónica, aunque tienen algunas versiones en español que han guardado para una edición especial, "vivimos y tocamos en la frontera, si fuera música norteña lo haríamos en español, no estamos peleados en español pero el tipo de música se presta para hacerse en inglés".

Su primer disco "RedWolf" incluye temas como "Not Afraid", "The long travel", "1,2,3", "Reach out", "Given´go", "Honey", "Platino" y "Sliping away", entre otros.

El videoclip "Love plane" fue grabado en las Dunas de Cuervitos, en Mexicali, Baja California, bajo la dirección de Carolina Limón, pionera de la escena electrónica de esa ciudad y en él se puede ver a los integrantes de RedWolf realizando actividades extremas como motocross o sandboarding a más de 40 grados de temperatura.

Por su parte, la intérprete, músico y compositora Russian Red promociona su tercera producción dicográfica "Agent Cooper" con una gira que inicio en febrero pasado y se extenderá todo el año, visitando lugares como China, Taiwan, Singapur, Japón, Estados Unidos y México.

"Agent Cooper" es un disco totalmente electrónico y le ha dado el sello internacional a la cantante, que inició presentándose en pequeños bares de Madrid y ahora es capaz de agotar localidades en Los Ángeles, Nueva York y la Ciudad de México.