En la víspera de la Revolución Francesa, un grupo de aristócratas acude para divertirse a una famosa taberna llamada "La cacatúa verde" y así ver representada su propia caída, sin imaginar que el drama terminaría convirtiéndose en una inesperada realidad.

Esa es la trama de la obra "La cacatúa verde", de Arthur Schnitzler, dirigida por Eréndira Luna, con la colaboración de Ruth Polanco, Gerardo Martínez y Belén Escalante, que se estrenó anoche en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque (CCB).

El espectáculo se enmarca en el ciclo "De la academia al escenario", que se lleva a cabo hasta el 17 de junio en el CCB. Se ofrecerán tres funciones más, hoy por lo noche, mañana y el domingo.

La decadencia social en Francia se evoca en este montaje, en el que los jóvenes actores se valen de su fisionomía para crear los efectos sonoros; la reflexión y la crítica se presenta a través de las representaciones de los artistas pobres que habitan la taberna.

Realidad y ficción se mezclan a lo largo de la trama, el levantamiento del pueblo está a punto de estallar, mientras que los representantes de la cúspide social son sorprendidos con la verdadera revolución dentro del mismo juego que alimentan y tanto les divierte.

La simulación es el elemento esencial que sirve no sólo para confundir a los actores, sino al mismo público. El asesinato de un conde es el acto con el que finalmente el reducido grupo de poder cae en la cuenta de la descomposición social que se vive en su entorno.

El elenco de "La cacatúa verde" se integra por Mario Moreno Gómez, Abraham Baños Lozada, Owen Hugo César, Pablo Martínez, Julio Zarza, Carlo Zarza, Gerardo Martínez, Emmanuel Cortés y Angélica López.

Así como Daniel Leyte, Daniel Camargo, Diana Otero, Brittany Espinosa, Andrés Torres Orozco, Marbel Huautla, Ricardo Cruz, Diana Esquivias, Xareni Hernández y Roberto González.