Dedicarán "Protagonistas de la literatura" a Martí Soler

Gracias a su reconocida trayectoria y pulcro trabajo, el próximo 17 de agosto se le dedicará la sesión de "Protagonistas de la literatura" al editor catalán Martí Soler, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

El apego al estilo clásico que Soler maneja y ha impregnado en su trabajo, lo convirtió en uno de los poetas, traductores y maestros más influyentes de las nuevas generaciones, por su facilidad para transmitir su conocimiento, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

El poeta David Huerta formará parte del encuentro, en el que se abordará el trabajo sobre el "editor de la vieja escuela consagrado a esa 'religión secular' cuyo nombre debemos de escribir con mayúsculas: El Trabajo Bien Hecho".

Según lo dicho, Huerta recalcó que el laureado editor no sólo destaca en su género, sino que también ha sido una figura importante como poeta, traductor, maestro, conversador, hombre de grandes conocimientos y sabio.

"Es, en fin, un hombre al que admiramos muchos lectores y escritores en México. Yo lo considero una especie de hermano mayor de quien mucho he aprendido", destacó que poeta.

El INBA recordó que Martí ofreció en julio de 2013 la plática "El libro y sus secretos", en la que dijo que la industria editorial ha cambiado con el paso del tiempo y el volumen no ha dejado de evolucionar desde sus orígenes.

Trance en el que destacará, añadió, la importancia de los contenidos, misma que los editores deben de puntualizar, pues finalmente el libro como órgano de conocimiento seguirá en papel o en "bytes", concluyó en dicha plática el poeta.

Al respecto, Huerta expresó que de los creadores depende si el ejemplo dado por Soler se queda o se esfuma, pues "no creo que llegue el momento en que desaparezcan los libros en papel", aunque "da un poco de pena saber que ese patrimonio intelectual esté amenazado por tantos amagos de destrucción".

Martí compartió en la plática mencionada, realizada en la Capilla Alfonsina, que los trabajos que más beneficios le retribuyeron fueron los libros "Nueva crónica y buen gobierno", de Felipe Guaman, y su incursión en la paleografía con el compendio "Obras completas", de Francisco Hernández.

Soler cursó dos años de arquitectura en la Facultad de esa especialidad, pues no había escuelas de diseño en su época, más tarde recibió una gran enseñanza del maestro holandés Alexandre Alphonse Marius y los editores Joaquín Díez-Canedo y Arnaldo Orfilia.

Su exitosa trayectoria le dio como resultado la Condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca en el grado de Insignia en 2006 y ser nombrado coordinador de las actividades editoriales pera los centenarios de Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas del Fondo de Cultura Económica (FCE), así como para los 80 años del FCE.