El Banco de España planteó hoy la necesidad de implementar más reformas para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, así como para crear empleos y flexibilizar salarios, al presentar su informe anual 2012.

La institución financiera presentó sugerencias para corregir "desequilibrios" y buscar "la recuperación gradual de la confianza interna y externa, y la normalización de la financiación de la economía, y las bases para la reanudación del crecimiento económico".

Abundó que el objetivo es lograr "una mejora de las expectativas, el saneamiento de los balances del sector privado, la solidez y rentabilidad del sistema bancario y la sostenibilidad de las finanzas públicas".

El Banco de España planteó sobre las pensiones "anticipar la entrada en vigor del retraso en la edad de jubilación (previsto para el 2027) y del alargamiento del período de cálculo de la base reguladora, aprobados en la última reforma del sistema de pensiones".

Según el banco, "atendiendo a la intensificación del problema desde que aquella entrara en vigor, los plazos acordados resultan muy dilatados".

También apuntó que la gravedad por la que atraviesa el mercado laboral "aconseja mantener y profundizar el impulso reformador mediante la adopción de medidas adicionales que promuevan la creación de empleo a corto plazo y faciliten la flexibilidad de los salarios".

El Banco de España pidió además "mecanismos excepcionales para evitar que el salario mínimo actúe como una restricción para grupos específicos de trabajadores con mayores dificultades para su empleabilidad".

Para la institución financiera, tras cinco años consecutivos de bajas de empleo, el nivel de desocupados "ha alcanzado tasas inaceptables".

Advirtió sobre el riesgo de que las situaciones de desempleo de larga duración "se hagan crónicas, (lo que) es muy preocupante".

Agregó que debe considerarse "la elevada incidencia de los jóvenes y de la población con baja cualificación en este colectivo".

"Los logros alcanzados por la reforma laboral en materia de flexibilidad interna y de moderación salarial son esperanzadores, pero los resultados obtenidos en el impulso de la contratación no son todavía suficientes", señaló.