Urge redoblar esfuerzos para proteger a minorías en Irak: ONU

La ONU llamó hoy a la comunidad internacional a redoblar esfuerzos para proteger a las minorías en Irak, en especial a los yazidíes, actualmente bajo la amenaza del grupo extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

En rueda de prensa, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, pidió "a la comunidad internacional hacer más para ofrecer (a las minorías en Irak) la protección que necesitan".

Asimismo, el dirigente del organismo internacional condenó en los términos más enérgicos la persecución de individuos de grupos étnicos o religiosos que rechazan la ideología extremista del EIIL.

Ban indicó que es urgente que la comunidad internacional facilite lo antes posible la salida de las personas atrapadas en la zona montañosa de Sinjar, principalmente perteneciente a la etnia yazidí, en la región kurda de Irak.

"El personal humanitario de la ONU está en el área, haciendo lo posible. Cargamentos de comida y de agua lanzados desde el aire están llegando a algunas de la personas atrapadas, pero la situación en las montañas es muy precaria", agregó.

Destacó que la causa del avance de grupos extremistas en Irak es la falta de diálogo político inclusivo entre todas las facciones étnicas y religiosas en el país, por lo que pidió a los líderes locales promover el mutuo respeto y el entendimiento.

En ese sentido, el titular de la ONU dio la bienvenida a Haider al-Abbadi como primer ministro designado como parte de un nuevo gobierno de unidad en Irak, y llamó al pueblo iraquí a apoyar el proceso democrático.

Los yazidíes, que integran una comunidad formada por unas 500 mil personas que practican una fe religiosa basada en el zoroastrismo, han sido perseguidos en el pasado tanto por musulmanes como por cristianos, y ahora son vistos como infieles por el EIIL.

Ante el avance del EIIL en Irak, docenas de miles de yazidíes han sido expulsados de sus comunidades en el norte de Irak, causando una emergencia humanitaria y provocando que Estados Unidos decidiera atacar las posiciones de los grupos extremistas militantes en ese país.