Seguirá lloviendo en gran parte del país

En gran parte del territorio mexicano continuarán las lluvias, incluso en algunos casos acompañadas por tormentas eléctricas y granizo, por efecto de las ondas tropicales 20 y 21, más la zona de inestabilidad en el Oceáno Pacífico.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) llamó ante ello a la población a mantenerse atenta a la información que den a conocer Protección Civil, autoridades estatales y municipales.

Este martes, de acuerdo con el organismo de la Secretaría de Gobernación (Segob), la baja presión asociada a la onda tropical número 20 en el Pacífico muestra desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora (km/h) con vientos máximos sostenidos de 30 km/h y rachas de hasta 45 km/h.

En su más reciente reporte dijo que el fenómeno se ubica a 450 kilómetros por hora al sur de Manzanillo, Colima, y a 400 kilómetros al sur-suroeste de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Esos fenómenos podrían propiciar descargas eléctricas, caída de granizo y lluvias muy fuertes en Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Oaxaca, y fuertes en regiones de los estados de México, Puebla, Morelos y Colima, así como el Distrito Federal.

En tanto, la onda tropical número 21 cruzará la Península de Yucatán y en el transcurso del día también cubrirá los estados del oriente, sureste y sur del país, en combinación con la entrada de aire húmedo del Mar Caribe y Golfo de México.

Se esperan lluvias intensas en Chiapas y muy fuertes acompañadas de tormentas eléctricas en Tabasco, Veracruz, Campeche y Yucatán, y fuertes en Quintana Roo.

También podrían registrarse lluvias fuertes con tormentas eléctricas y granizadas en áreas de Sonora, Chihuahua, Sinaloa y Durango, así como lluvias en Baja California Sur, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Tlaxcala.

En tanto el sistema frontal número 61, que esta fuera de temporada, se ubicará en la frontera noreste del país y favorecerá tormentas eléctricas, granizadas y lluvias en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Las lluvias de los últimos días han generado reblandecimiento del suelo de algunas regiones, por lo que se exhorta a la población a extremar precauciones y mantenerse atenta a los llamados de Protección Civil y autoridades estatales y municipales.

En esas circunstancias podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas.

Por otra parte entrada de aire cálido mantendrá una intensa ola de calor que provocará temperaturas máximas de entre 35 y 45 grados centígrados en estados fronterizos del norte del país, principalmente.

Ante dicho panorama recomendó estar atentos a las indicaciones de la Secretaría de Salud para evitar el llamado golpe de calor.

En el Valle de México se estima cielo parcialmente nublado, con 80 por ciento de probabilidad de lluvias fuertes con tormentas eléctricas y granizo, temperatura mínima de entre 12 y 14 grados y máxima entre 24 a 26 grados centígrados con vientos del noreste y sureste de 20 a 35 kilómetros por hora.