Agencia de Energía destaca estabilidad de precios del petróleo

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) destacó hoy aquí la estabilidad de los precios del barril de petróleo, pese a los diversos conflictos armados y tensiones internacionales de este momento.

En su reporte mensual sobre el mercado petrolero, la organización que representa a los principales países consumidores de crudo del mundo, consideró que los precios del barril están "extrañamente en calma" gracias, en parte, al aumento de la producción en Norteamérica.

La AIE, que depende de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estimó que "la situación en países productores clave (del sector) se mantiene más en riesgo que nunca".

Resaltó que el suministro petrolero es mejor del esperado pese a la persistencia de conflictos armados y a las tensiones geopolíticas que afectan a un número "inusualmente amplio" de productores.

"Pese a los conflictos armados en Libia, Irak y Ucrania, el mercado petrolero parece mejor aprovisionado de lo previsto", resaltó la AIE en su reporte.

Además, "las sanciones americanas y europeas al sector petrolero ruso no constituyen tampoco un factor real de apoyo para los mercados petroleros. Hay un consenso en el sector para decir que las sanciones no tendrán impacto a corto plazo sobre las entregas", agregó.

"Hasta ahora el mercado parece confiar en que la OPEP puede proveer el incremento necesario para alcanzar el alza en la demanda que se espera en la segunda parte del año", añadió en su reporte.

En el informe, la Agencia Internacional de la Energía revisó asimismo a la baja, hasta un millón de barriles diarios, la demanda mundial de petróleo para este año.

Explicó que recortó su pronóstico porque la demanda mundial de petróleo cayó en el segundo trimestre hasta los 700 mil barriles diarios, su menor nivel en casi dos años y por las rebajas de la previsión de crecimiento de la economía mundial.

Respecto a 2015, la AIE también rebajó su previsión de demanda de petróleo mundial, hasta los 1.3 millones de barriles diarios, cien mil barriles menos que en su estimación anterior.