El gasto de los consumidores estadunidenses registró una ligera caída de 0.2 por ciento durante abril pasado, informó hoy el Departamento de Comercio.

Esta fue la primera baja en el gasto registrada en casi un año y contravino las proyecciones de la mayoría de los analistas que anticipaban un incremento mínimo de 0.1 por ciento.

La baja reflejó igualmente el hecho de que durante abril el ingreso de los estadunidenses se mantuvo sin cambio respecto de marzo anterior, cuando registró un incremento de 0.3 por ciento.

Esa inamovilidad provocó también que la tasa de ahorro se mantuviera sin cambio en 2.5 por ciento.