La reina Sofía inauguró hoy la edición 72 de la Feria del Libro de Madrid, que este año busca llegar a nuevos lectores, enfocar parte de sus contenidos a niños y jóvenes, a la vez que presentar las principales novedades del sector.

En el Parque del Retiro, la reina estuvo acompañada por el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y en su recorrido por diferentes stands donde se interesó por varios ejemplares y las actividades que se realizan en este evento.

Bajo el lema "El libro es la respuesta", la cita del 31 de mayo al 16 de junio en el Parque del Retiro presenta 353 casetas, de los que 457 son expositores, 20 organismos oficiales, nueve distribuidores, 61 libreros especializados, 59 libreros generales y 113 editores de fuera de Madrid.

En su recorrido, además de aplausos y saludos, la reina escuchó también unos abucheos que una docena de personas lanzó contra el ministro Wert por los recortes en el sistema de educación pública.

En este año, la feria quiere acercar las nuevas tecnologías, por lo que la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros presentará una Plataforma Digital, con la que se quiere avanzar en esta tendencia.

Destacan los pabellones dedicados a la literatura infantil y cuenta cuentos, además de salas para literatura científica.

La reina recibió numerosos obsequios de parte de algunas de las librerías y editoriales por las que pasó a saludar, entre ellas SM, Anagrama, Planeta, Santillana, Random House Mondadori, Demipage, Fondo de Cultura Económica y Grupo Contexto.

Asimismo, las librerías Rafael Alberti, Antonio Machado, La Buena Vida, así como stands y pabellones institucionales como del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Banco Sabadell, patrocinador de la feria y otros.

El Ministerio de Educación le regaló a la reina los libros: "Entreguerras" y "El oficio de lector" del Premio Cervantes 2012, José Manuel Caballero Bonald.

También "El reloj de la historia", del Premio Nacional de las Letras Españolas 2012, Francisco Rodríguez Adrados; y el catálogo de la exposición "La Transición en tinta china" de la Biblioteca Nacional de España.

En otros stands se le dieron los libros "La invención del amor", del Premio Alfaguara 2013, José Ovejero; "El tango de la guardia vieja", de Arturo Pérez Reverte, así como libros de cuentos infantiles para sus nietos, entre otros.