Con el apoyo de la academia y la industria, México tendrá una política farmacéutica competitiva y a la altura de los retos que impone el siglo XXI, aseguró el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola Peñalosa.

"Necesitamos patentes y protocolos clínicos, no papers", indicó durante la inauguración del simposio Farmacéuticos del siglo XXI, una de las primeras iniciativas de la Red de Farmacéuticos Comprometidos por México, que fue constituida de manera formal el pasado 8 de febrero por la Universidad Autónoma Metropolitana.

Compartió que la institución que dirige ha logrado avances significativos en los últimos tiempos: "somos el primer país del mundo que en 18 meses ha generado la mayor cantidad de genéricos a los mejores precios y se han aprobado casi 16 mil registros de insumos para la salud, en contraste con los 150 que se otorgaron en 2010".

Además, indicó Arriola Peñalosa, se han autorizado 214 medicamentos genéricos de 27 sustancias activas, produciendo ahorros cercanos a 70 por ciento.

Con procesos de autorización de registros sanitarios más ágiles, eficientes y transparentes se han aprobado 60 nuevas moléculas que tienen que ver con 54 por ciento de las causas de mortalidad en el país, afirmó.

El directivo agregó que con el Acuerdo para la Promoción de la Innovación Farmacéutica -que propuso la Cofepris para que los institutos nacionales de especialización puedan aprobar protocolos clínicos- se busca incentivar la investigación en México.

También acompañar los proyectos de innovación nacional con la aprobación expedita de registros y protocolos de investigación; fortalecer la entrada oportuna de moléculas de otros países al mercado nacional, y convertir a México en el primer país de comercialización de esos medicamentos.

En 2012, recordó, la Cofepris logró la certificación internacional de la agencia por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en materia de vacunas y medicamentos, con ella se han abierto mercados para los productos farmacéuticos mexicanos; en menos de un mes el país exportará a El Salvador 38 genéricos.

Para dar mayor dinamismo y competitividad al sector ha solicitado también la certificación para vacunas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual se espera lograr a finales del año.