La cámara baja de California aprobó en sesión maratónica tres aumentos consecutivos al salario mínimo los próximos tres años, para pasar de los actuales ocho dólares por hora a 9.25 dólares por hora.

La iniciativa, avalada la noche del jueves y que pasará ahora al Senado, establece un incremento de 8 a 8.25 dólares la hora en 2014, a 8.75 en 2015 y a 9.25 en 2016.

El autor de la iniciativa, el asambleísta demócrata Luis Alejo a quien también se le acaba de aprobar una propuesta para dar licencias de conducir a indocumentados, dijo que con ese salario de 9.25 las familias trabajadoras tendrán mejores condiciones de vida.

La Cámara de Comercio de California había advertido que elevar el salario mínimo en el estado equivaldría a eliminar empleos.

Con votación de 45 a favor y 25 en contra, la iniciativa indica que el ajuste gradual a lo largo de tres años está lejos de impactar la creación de empleos y por el contrario impulsa la economía.

"Cuando los trabajadores tienen más ingresos, los gastan", declaró Alejo.

"La última vez que se aumentó el salario mínimo en el estado costaba 3.25 dólares el galón de gasolina", dijo el legislador. Desde hace años el precio del combustible oscila en los cuatro dólares.