La inflación interanual en la zona del euro volvió a subir en mayo y se situó en 1.4 por ciento, dos décimas más que el mes anterior, de acuerdo con los cálculos preliminares difundidos hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

El índice ha experimentado seguidas disminuciones desde mayo de 2012, cuando se situaba en un 2.4 por ciento en los socios de la unión monetaria.

Según Eurostat, los principales responsables por el cambio de tendencia fueron los precios de los alimentos, bebidas alcohólicas y tabaco, que aumentaron un 3.3 por ciento en mayo frente a un 2.9 por ciento el mes anterior.

El sector de servicios registró una inflación del 1.4 por ciento, comparado con el 1.1 por ciento en abril, mientras que los bienes industriales incrementaron sus precios en un 0.9 por ciento, luego de un 0.8 por ciento.

Por otra parte, los precios de la energía cayeron un 0.2 por ciento en mayo, dos décimas menos que en abril.

Los datos definitivos de la inflación serán dados a conocer el 14 de junio próximo, junto con las cifras para el conjunto de la Unión Europea y un desglose por países.