El portero del Club de Futbol Barcelona, Víctor Valdés, confirmó hoy que no seguirá con el equipo más allá de su contrato actual, "pues la portería pesa mucho y desde pequeño he sentido esa responsabilidad".

Valdés manifestó su agradecimiento al club y a sus socios, pero reconoció un cierto cansancio después de tanto tiempo.

"Llevo veinte años en la casa, unos diez en la Masía y doce en el primer equipo. He tenido la suerte de compartir vestuario con los mejores jugadores del mundo y levantar todos los títulos. El Barça me lo ha dado todo. Se lo debo todo", dijo en una rueda de prensa.

"La portería de este club pesa mucho y desde pequeño he sentido esa responsabilidad. Es una decisión que he ido madurando cada temporada y poco a poco te va agotando", sostuvo.

Consideró que su ciclo futbolístico termina con el actual contrato, es decir, el año que viene, y anotó que se lo comunicó al club cuando se puso en contacto con él para ofrecerle la renovación.

"No quería que se especulase con mi profesionalidad y el amor por los colores. Agradezco la oferta, pero la decisión era irrevocable", dijo.

El portero aclaró por qué lo hizo público en el mes de enero, que es cuando, según dijo, se decidió definitivamente.

"Para evitar especulaciones, me vi obligado a lanzar el comunicado a título personal. El Club opinaba diferente. Sé que puede haber gente decepcionada y les pido disculpas, no era mi intención, pero he ido de cara al aficionado, con sinceridad y transparencia".

Sobre su futuro inmediato, Valdés aseguró que "mi ciclo termina a la finalización y la realidad es que tengo un año más de contrato". Estoy abierto a buscar la mejor solución para que salga ganando el Barça y yo".

Garantizó que defenderá la camiseta del club culé y su escudo a muerte hasta el último día.

Valdés agradeció a los compañeros y a la gente que lo ha apoyado durante todos estos años. "Y especialmente en estos meses de silencio que han sido muy duros para mí", agregó.

"Ni en 50 vidas devolveré todo lo que me ha dado el Barça. Me he sentido muy valorado. Todas las directivas han apostado por mí, por el grupo y por la filosofía. Me he sentido muy querido", expresó.