La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, se propone liberar alrededor de 30 mil millones de euros si gana las elecciones en septiembre, de forma que los ciudadanos tengan más dinero en el bolsillo, publicó hoy el diario Handelsblatt.

Entre las medidas que posibilitarán ese proyecto se cuenta canalizar mil millones de euros al año en infraestructura, otorgar mas dinero a los padres para la crianza de los hijos, poner un límite para el aumento del alquiler, que se ha disparado en Alemania.

De confirmarse esta información, indicaría un cambio en el esquema que siguió hasta ahora Merkel de ahorrar en el gasto público y disminuirlo.

Al mismo tiempo estaría actuando de acuerdo con lo que le han pedido en repetidas ocasiones el Fondo Monetario Internacional y gobiernos europeos: que los alemanes tengan un mayor poder adquisitivo para fomentar las importaciones procedentes de otros países.

La fuente de la información que publicó el Handelsblatt fue una conversación telefónica que tuvo lugar ayer para responder a preguntas de los miembros del partido. Merkel se reunió la víspera en París con el presidente de Francia, Francois Hollande.

Durante esa conferencia para responder a miembros de su partido, Merkel habría dicho que "queremos elevar el monto que queda libre de impuestos para los niños al mismo nivel que se aplica a los adultos". Además el pago estatal que reciben los padres al mes por cada hijo y que es de 184 euros, aumentará en 35 euros mensuales.

Merkel habría dicho que con esas medidas se propone apoyar mejor a los padres con hijos. También habría anunciado su propósito de incluir en el programa electoral de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), la pensión para la vejez de las madres y una mejor pensión para los incapacitados para trabajar.

El diario hizo cálculos y consideró que los "regalos electorales" de Merkel, como ese medio los calificó, ascienden a 28 mil 500 millones de euros, cifra basada en cuentas que realizaron a petición de Handelsblatt la oficina estatal para las pensiones de jubilación y el Ministerio de Finanzas.

Según el rotativo, Merkel se pronunció además a favor de que los cuarteles e instalaciones militares que están quedando libres debido a la reducción del ejército alemán sean convertidos en viviendas de razón social para quienes cuentan con menos ingresos.