China anunció hoy el inicio de una investigación antidumping contra productos químicos importados desde la Unión Europea y Estados Unidos, después de que Bruselas amenazara con imponer aranceles a los paneles solares chinos.

Pekín indicó que investiga si las compañías occidentales vendieron percloroetileno a precios por debajo del coste de producción, con el objetivo de eliminar la competencia, después de las quejas presentadas por productores chinos.

Se trata del segundo caso de investigación antidumping contra industrias de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos en menos de un mes, lo que ha provocado que los observadores teman por un aumento de las tensiones comerciales entre Occidente y China.

Bruselas ha amenazado con imponer aranceles a los fabricantes de paneles solares chinos de hasta el 47 por ciento, mientras que la Comisión Europea estudia investigar a los gigantes chinos de las telecomunicaciones Huawei y ZTE.