Con un lleno total, Marco Antonio Solís trajo el romanticismo a la sexta noche del Festival Acapulco 2013, en el penúltimo show programado en el Jardín Sur del Centro Internacional de Convenciones de este puerto.

Desde dos horas antes del inicio del concierto, las inmediaciones del inmueble lucieron largas filas de personas que buscaban un boleto para escuchar al cantautor michoacano, que en más de 30 años de carrera ha convertido en éxitos varias de sus creaciones.

La bienvenida al concierto estuvo a cargo del gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien invitó a visitar el puerto "a todos los que no han venido", y sostuvo que en Acapulco se desperdicia la vida si se vive sin amar.

Quienes llegaron temprano con la idea de tener un buen lugar presenciaron los ensayos de la Orquesta y el Coro Renacimiento, integrada por niños y apoyada por el gobierno estatal, y soportaron la exigencia del director Amílcar Montero Ávila de que no gritaran, a fin de hacer las pruebas de audio necesarias.

Después de los ensayos, la orquesta y el coro interpretaron "María bonita", creación de Agustín Lara y literalmente el himno de Acapulco, y "Cielito lindo", una de las piezas musicales mexicanas más conocidas en el mundo, así como "Carmina Burana", a las que el público respondió con aplausos nutridos.

La dificultad de grabar un programa de televisión con una orquesta sinfónica y un coro monumental primero, y casi una veintena de músicos después, obligó a la producción a poner música grabada mientras se preparaba el show de "el Buki", lo cual redundó en silbidos y gritos de impaciencia de algunos de los asistentes.

La espera terminó y los más de 11 mil asistentes disfrutaron de temas como "Y ahora te vas", "Porque siempre te amaré" y el clásico "Tu cárcel", con los que hiciera época al frente de Los Bukis.

También presentó canciones que hicieran famosos otros intérpretes, como "Ya te olvidé" y "Cómo tu mujer", grabados por la fallecida Rocío Dúrcal, así como "Mi eterno amor secreto", que la puertorriqueña Olga Tañón convirtiera en éxito.

Asimismo, otros más de su faceta como solista, como "Cuando te acuerdes de mí", "A dónde vamos a parar" y "La venia bendita", entre otras.

El show incluyó un dueto con José Manuel Zamacona, vocalista de Los Yonic's, grupo originario de Acapulco que, con Los Bukis, marcaran época en la música grupera.

El tema elegido para ese reencuentro musical fue "Pero te vas a arrepentir", que grabaron juntos en 1992 para el disco de Los Yonic's titulado "Volveré a conquistarte".

Con el romanticismo a flor de piel concluyó el hasta ahora concierto más concurrido del festival, a la espera de que Café Tacvba, Gloria Trevi o Los Jonas Brothers superen la marca.

Además del mandatario estatal, acudieron el senador perredista Sofío Ramírez Hernández y el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.