Apoyan talento y creatividad de artistas emergentes

Los artistas emergentes: Víctor Mancilla-Nefemov, Alejandro Palomino, Cecilia Barreto, Reynel Ortíz y Bruno Ruíz, son los ganadores de una beca patrocinada por una reconocida marca de artículos deportivos y el Centro Cultural Border, espacio independiente dedicado al arte contemporáneo.

Con el estimulo, que consta de 45 mil pesos para cada creador, los ganadores podrán desarrollar sus proyectos, que serán expuestos a nivel nacional y de manera temporal, informaron los promotores de la beca.

Los cinco artistas tendrán seis meses para gozar de los beneficios de la beca y el monto total será distribuido en cuotas para la producción del proyecto hasta su terminación. Además, tendrán diferentes asesorías por parte del director del Centro Cultural Border, Eugenio Echeverría, quien los guiará en el proceso creativo.

El jurado de la tercera edición de la Beca Adidas Border estuvo conformado por Tania Ragasol, directora del Centro de Documentación "Casa Vecina"; Yoshua Okón, artista visual; Fernando Mesta, director de la Galería "House of Gaga", y Eugenio Echeverría.

Víctor Mancilla-Nefemov resultó seleccionado por su proyecto "Loop", una videoinstalación interactiva con organismos vivos, que busca -mediante una interacción real entre ciencia y arte- incitar al espectador a cuestionarse y posicionarse frente a temas como colectividad, homicidio, muerte y ecología.

Mientras que Alejandro Palomino recibirá la beca por una serie de piezas de videoarte. Se trata de "El tiempo suspendido", que aprovecha el potencial pictórico de los medios digitales para presentar cuadros sobre su preocupación por la plasticidad y las posibilidades de control mediante efectos especiales.

Por otro lado, Cecilia Barreto se vale de imágenes de archivos visuales, medios electrónicos masivos y medios de comunicación, para confeccionar su proyecto de pintura "http//www.recortederelatos".

"La isla nómada", de Reynel Ortiz, es un acercamiento a disciplinas como la historia y la antropología, a través del uso de video, dibujo y fotografías. Y Bruno Ruíz analiza el sentido de lo privado mediante una instalación con fotografía, dibujo y objeto.