Los medios de comunicación en Estados Unidos se dividieron ante la disyuntiva de asistir a una reunión confidencial con el procurador general Eric Holder, en la que se revisarán las directrices en investigaciones gubernamentales por filtraciones a la prensa.

Holder invitó a representantes de los medios más importantes del país este jueves y viernes a una reunión "off the record", que significa que la información generada no puede ser compartida o publicada.

El presidente Barack Obama pidió la semana pasada a Holder revisar las directrices del Departamento de Justicia para el manejo de filtraciones a la prensa, luego de los escándalos por la confiscación de grabaciones telefónicas de periodistas de la agencia AP.

El Departamento de Justicia investigó al corresponsal de Fox News, James Rosen, por una posible filtración de información clasificada sobre Corea del Norte en 2009 que condujo al encausamiento del experto en armas del Departamento de Estado, Stephen Jin-Woo Kim, y la designación de Rosen como posible "co-conspirador.

Sólo los diarios The Washington Post, USA Today, Político y la cadena ABC aceptaron la invitación, en tanto, The New York Times, Associated Press, Hufftington Post y MacClatchy, así como las cadenas CNN, NBC Fox y CBS declinaron, aduciendo el carácter confidencial de la reunión.

"Creemos que es importante oír lo que tienen que decir sobre el tema que es tan vital para la libertad de prensa", señaló David Callway, editorial en jefe del diario USA Today.

Destacó que se trata de una reunión preliminar y anotó que si creyera que se tomarían resoluciones "reales" del encuentro, no hubiera aceptado que la reunión fuera confidencial.

En tanto, John Harris, editor de Político señaló que "conversaciones confidenciales se tienen de manera rutinaria con funcionarios que tiene preguntas o quejas acerca de nuestra cobertura o nuestras prácticas para reunir información".

Holder enfrenta investigaciones del Comité Judicial en la Cámara de Representantes por el uso de la Ley de Espionaje para procesar periodistas.

El fiscal general señaló en testimonio que los procesos en contra de periodistas generalmente no tienen éxito y negó que personalmente haya participado en un potencial encausamiento a miembros de la prensa.