La Contraloría municipal inhabilitó a ocho ex servidores públicos, entre ellos los ex alcaldes Manuel Baldenebro y Joel Aguirre, quienes no podrán ocupar cargos por 10 años y deberán regresar 7 millones de pesos.

En un comunicado, el ayuntamiento indicó que la sentencia se dictó el pasado 28 de mayo en el expediente 052/2013 y la mañana de este jueves 30 de mayo los ex funcionarios fueron notificados a través de su abogado.

Indicó que además de los ex alcaldes del periodo 2009-2012, Manuel Baldenebro y Joel Aguirre, enfrentan las sanciones la ex tesorera municipal, Guadalupe Meza; y los ex directores de Servicios Administrativos, Carlos Vélez y Marcela Avilés.

También tienen la responsabilidad administrativa los ex directores del DIF municipal, Guillermo Reina y Aracely Aguilar, además de la oficial mayor de esa misma paramunicipal, Susana Gutiérrez, citó.

Explicó que este procedimiento inició en febrero pasado porque empleados municipales señalaron que durante el trienio anterior los titulares del gobierno local les descontaron 7.5% de su sueldo, supuestamente bajo el concepto de cuotas partidistas.

Los fondos sumaron 7 millones de pesos, pero el Comité Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del cual emanó la anterior administración, señaló que nunca recibió dinero del ayuntamiento en ese periodo, dijo.

Mencionó que la Contraloría municipal detectó el presunto manejo irregular de cheques emitidos entre los servidores públicos señalados, quienes al momento no han demostrado el destino de los recursos.

Comentó que estas sanciones son independientes a los procedimientos de carácter penal que pudieran iniciarse contra los supuestos involucrados.