El Congreso del estado firmó un convenio con los poderes Ejecutivo y Judicial para el inicio del estudio, análisis e instauración de juicios orales en materia de juicios civiles y familiares para agilizar y mejorar estos casos.

El presidente del Congreso local, Francisco Salcido Lozoya, destacó que "con este nuevo camino en la impartición de justicia a través de la reforma de estado, se imprimirá un mayor dinamismo como lo demanda la entidad y sus ciudadanos".

Reconoció la voluntad política de las fracciones parlamentarias que hoy muestran ese interés de que Chihuahua siga siendo vanguardia en materia de juicios orales, cambios que la sociedad chihuahuense demanda.

El coordinador de la fracción del partido Nueva Alianza, César Alberto Tapia Martínez, resaltó que la reforma permitirá alcanzar una justicia pronta y expedita para la ciudadanía chihuahuense en esta materia.

Reconoció que todo este trabajo legislativo requiere un mayor esfuerzo institucional que le dé a la sociedad certeza y seguridad, pero sobre todo, la garantía de transparencia en su necesidad de procesos legales, ágiles y justos.

Por otro lado, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Héctor Ortiz Orpinel, se congratuló con la presentación de dos documentos que sin duda, se convertirán en una valiosa iniciativa para construir dos ordenamientos jurídicos encaminados a revolucionar las materias familiar y civil.

A su vez, el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia en el estado, Javier Ramírez Benítez, dijo que "una vez más los tres poderes damos no un paso sino un salto hacia adelante, tendremos una visión única y sólida meta para establecer un mejor Chihuahua".

El gobernador César Duarte Jáquez declaró que este acuerdo transformará la forma de administrar la justicia en Chihuahua y representa un gran paso que envía un mensaje trascendental al país, que "en Chihuahua asumimos los retos que los tiempos nos van planteando y sobre todo, que lo hacemos con unidad".