El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer la destrucción de más de ocho millones de cigarros en menos de un mes, como parte de las acciones que lleva a cabo para combatir el comercio ilegal en el país.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, este 31 de mayo, el organismo fiscalizador informa que, una primera acción, se destruyeron 908 mil cigarros de procedencia ilegal en la Aduana de Progreso, Yucatán, los cuales ostentan las marcas D&J, Elite, Racer, Hobby y Blitz.

La mercancía asegurada fue sujeta a procedimiento administrativo en materia aduanera y al no acreditar su estancia legal en territorio nacional pasó a ser propiedad del Fisco Federal.

En un comunicado, precisa que por tratarse de producto de comercio exterior no transferible al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), se procedió a su destrucción.

Estos 908 mil cigarros se suman a los siete millones 500 mil que fueron destruidos en la Aduana de Mexicali el pasado 6 de mayo, con lo cual en conjunto superan la cantidad de ocho millones 400 mil cigarros.

"Con este tipo de acciones, el gobierno de la República manifiesta su voluntad por combatir el ingreso al país de mercancía de origen ilícito y ratifica su compromiso por fortalecer el comercio formalmente establecido", destaca el SAT.