A petición de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León, fueron retirados los vendedores informales de las zonas aledañas a clínicas y hospitales, informó la alcaldesa regiomontana Margarita Arellanes Cervantes.

En entrevista, la edil señaló que durante los últimos días han retirado a 25 oferentes y los operativos prosiguieron esta mañana afuera del Hospital de Especialidades No. 33 del IMSS, sobre la avenida Félix U. Gómez.

"De acuerdo con la Ley General de Salud, estos centros deben estar libres de cualquier tipo de venta, ya sea informal, de comida o de lo que pueda causar alguna lesión o enfermedad al interior de los nosocomios", subrayó.

En tal virtud, agregó, "estamos actuando en respaldo a esta solicitud y seguiremos haciéndolo en las distintas unidades médicas".

Añadió que de acuerdo con el delegado del IMSS en la entidad, Jesús Hinojosa Moreno, esta petición no es privativa para el municipio regiomontano y se hará extensiva hacia otros del área metropolitana local.

Hasta el momento se ha desalojado a oferentes también del sector del Hospital de Especialidades No. 25, localizado en el cruce de Lincoln y Fidel Velázquez, aunque en total serán unos ocho en los que se procederá de la misma manera en la capital regiomontana, dijo.

Arellanes Cervantes mencionó que se incluye la delegación misma del IMSS, unidades administrativas y todos los centros hospitalarios del organismo.

"Lo que estamos buscando es que se respete más que nada este derecho que tienen todos los derechohabientes, a la salud y a un entorno que esté limpio y ordenado", subrayó.