La subsecretaria del Sistema Penitenciario del Distrito Federal, Mayela Almonte Solís, afirmó que la flotilla de vehículos para trasladar internos procesados es insuficiente, por lo que se requieren al menos 60 millones de pesos para renovarla.

En una tarjeta informativa señaló que con ese dinero se podrían adquirir 60 unidades que ya equipadas y con la documentación en regla, cada una significa una inversión de poco más de un millón de pesos.

La funcionaria subrayó que con su adquisición se darían de baja 20 vehículos que están en malas condiciones y que no han podido ser reparados por falta de presupuesto.

Indicó que el sistema penitenciario capitalino en breve dispondrá de 27 millones de pesos de recursos federales que se asignarán a través del Fondo de Aportación de Seguridad Pública (FASP), dinero que será canalizado a la compra de vehículos.

Explicó que la dependencia realiza hasta mil 600 movimientos de internos al mes, lo que significa un promedio de 52 al día, con el consiguiente desgaste de las unidades.

Almonte Solís manifestó que en la actualidad se cuenta con 83 camionetas Van para trasladar a los procesados desde los 10 centros penitenciarios de la ciudad a los juzgados penales y de paz, hospitales, aeropuerto, así como a penales estatales.

Detalló que las camionetas están prácticamente en uso las 24 horas de los 365 días del año, hay ocho fuera de servicio y 30 unidades están sin emplacar por falta de dinero.

La funcionaria señaló que para darlas de alta y pagar tenencias atrasadas para que puedan circular, se necesitan 400 mil pesos, de los que tampoco se dispone.