La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia de 0.85 por ciento, con lo que su principal indicador se ubicó cerca de los 41 mil enteros, a pesar de débiles cifras económicas en Estados Unidos.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 40 mil 984.5 unidades, con un incremento de 345.53 puntos respecto al nivel previo, apoyado por los incrementos de América Móvil, Walmart y Cemex.

En la plaza bursátil mexicana se negoció un volumen de 361.1 millones de títulos por un importe de nueve mil 593 millones de pesos y participaron 99 emisoras, de las cuales 65 ganaron, 30 retrocedieron y cuatro no observaron variación.

Banco Base apuntó que en la jornada se rebasaron los 41 mil puntos por primera vez en ocho sesiones, ante datos de confianza del consumidor favorables y un mercado hipotecario que dio señales de recuperación, lo que alertó a los inversionistas de renta variable sobre un posible recorte a los estímulos monetarios.

Las conclusiones del mercado a raíz de las publicaciones estadísticas del día es que continuarán las distensiones de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, añadió la institución.

Pese a los movimientos en los mercados de capitales a raíz del nerviosismo frente a un posible recorte en la compra de bonos respaldados en hipotecas, la Fed dio a conocer que recortaría las distensiones sólo ante indicadores de un crecimiento económico sostenido.

Hasta el momento solo se han observado algunos indicadores positivos, por lo que los movimientos bursátiles son un reflejo del nerviosismo y volatilidad de los mercados de capitales derivados de una baja percepción de la toma de decisiones futuras por parte de las autoridades monetarias, explicó Banco Base.

El mercado accionario local terminó en línea con los índices estadounidenses, de los cuales el Dow Jones subió 0.14 por ciento, el Nasdaq ganó 0.69 por ciento y el Standard & Poor´s 500 avanzó 0.37 por ciento.

Pese a datos económicos con sesgo de debilidad, los mercados registraron temor de un recorte al programa de compra de deuda de la Reserva Federal, y es que por la mañana del jueves se dio a conocer la primera revisión al PIB de Estados Unidos del primer trimestre del año, la cual fue a la baja, mientras que las solicitudes de apoyo a desempleados aumentaron, refirió Monex.