Manuel Ortiz García, secretario de Agua y Obra Pública, confió en que para agosto y septiembre próximos, cuando se intensifican las lluvias, se restablezcan los niveles de las presas en la entidad.

En entrevista, informó que actualmente no hay disminución del abastecimiento del Sistema Cutzamala, de manera que tienen agua suficiente para seguir afrontando toda la temporada atípica.

La presa de Valle de Bravo se encuentra a 55% de su capacidad, siendo la que más volumen almacena; la de El Bosque se restablece a casi 28%, estaba hace unos días a 25% de su capacidad, pero con la llegada de las lluvias incrementó su nivel.

Además, la de Villa Victoria está sobre 33%; y recordó que el estado se abastece en el orden de 40 metros cúbicos por segundo, y las presas únicamente aportan 5.8 metros cúbicos por segundo, un metro más del sistema de Lerma, el resto son baterías de pozos aislados, además de manantiales.

"Prácticamente toda el agua que consumen los mexiquenses se extrae del subsuelo o de pozos. Pero el Estado de México no se encuentra en ninguna crisis, porque ya comenzaron las lluvias, sobre todo en el valle de Toluca y algunos sitios del Valle de México", refirió.

"Lo importante es que también hay precipitaciones en la zona donde se localizan las presas, agua que reutilizamos para el abastecimiento", manifestó.

Indicó que debido a la temporada de lluvias hay 15 sitios graves o con tendencias a inundaciones, de los 270 puntos marcados en el Atlas de Inundaciones.

Dichos espacios están concentrados en el Valle de México y en el de Toluca, en localidades como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Ixtapaluca, Chalco, y Valle de Chalco, La Paz, Toluca, Lerma, San Mateo Atenco y Otzolotepec.