El secretario de Gobierno de Coahuila, Armando Luna Canales, entregó hoy al Congreso local una iniciativa en relación con el delito de desaparición forzada de personas, suscrita por el gobernador Rubén Moreira.

La propuesta consiste en adecuar el tipo penal del delito de desaparición forzada de personas a los estándares internacionales fijados en la materia, la cual se realizó con asesoría del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en México.

Señaló que con dicha reforma se plantea que haya una reparación del daño a través de indemnizaciones para los familiares de las víctimas, además de pasar de una pena mínima de los 18 a los 60 años de prisión para quienes cometan el ilícito.

Luna Canales estableció que es un tipo de penal que ya existe, pero faltaba la adecuación al marco internacional, además que establece penas cuando la desaparición forzada es por obra de agentes del Estado o por personas que actúan con la autorización, el apoyo o negligencia del Estado.

En dado caso, la reforma establece la prisión a los servidores públicos, quienes serán destituidos e inhabilitados de forma vitalicia para el desempeño de cualquier cargo, empleo o comisión pública.

Se prevé que quien cometa dicho delito no tendrá derecho a gozar del perdón, conmutación de sanciones, remisión parcial de la pena, tratamiento preliberacional, libertad preparatoria, amnistía o indulto.