Alemán Gotze quiebra racha de 486 minutos sin gol a Romero

El delantero alemán Mario Gotze rompió una racha de imbatibilidad de 486 minutos al guardameta argentino Sergio Romero, para darle a la escuadra teutona su cuarto título de Copa del Mundo en Brasil 2014.

La escuadra argentina había mantenido inviolado su arco desde el minuto 47 del tercer encuentro de la ronda de grupos, el pasado 25 de junio en el estadio Beira Rio de Porto Alegre, cuando el nigeriano Ahmed Musa empató aquel juego a dos anotaciones a los 47 minutos, aunque los "pamperos" ganaron 3-2.

A partir de ahí, Romero ni sus zagueros permitieron gol en su portería. Sumaron 43 del resto del encuentro ante Nigeria, más 120 ante Suiza en los octavos de final (que ganó Argentina 1-0), otros 90 frente a Bélgica en cuartos (1-0).

Acumularon 120 más (0-0) contra Holanda en la semifinal, además que detuvo a Ron Vlaar y Wesley Sneijder el primero y tercero de los neerlandeses para guiar a los sudamericanos al triunfo en la tanda desde el manchón penal, por 4-2.

Y hoy en la final sumó 113 minutos más a su racha de imbatibilidad, hasta que Mario Gotze, dentro del área, controló con el pecho el servicio que Andre Schurrle mandó desde la banda izquierda y sin dejar caer el esférico conectó cruzado de zurda para quebrarle su racha de no aceptar anotación.

Ese golazo dio a los germanos su cuarto título en la historia de las copas del mundo, tras coronarse en Suiza 1954, Alemania 1974 e Italia 1990. Además, puso en ventaja a los teutones sobre los argentinos en finales disputadas de forma directa.