Iglesia salvadoreña observa oleada de niños migrantes como oportunidad

La Iglesia católica de El Salvador consideró hoy que los miles de menores que han migrado solos a Estados Unidos puede ser una oportunidad para que la sociedad y el país hagan algo para detener este problema.

"Quisiera ver este fenómeno con una mirada positiva, en el sentido que esta oportunidad que tenemos para garantizar el buen trato para nuestros niños que siempre han estado sufriendo", dijo el arzobispo de San Salvador, José Luis Alas, tras oficiar la homilía dominical.

El prelado indicó que el fenómeno de las migraciones de niños hacia Estados Unidos no es nuevo, pero ahora ha salido a la luz pública, por lo que es el momento que las autoridades junto a la sociedad busquen "lo más conveniente" para estos niños.

Tras criticar a los "coyotes" o traficantes de personas que se dedican a llevar niños hacia Estados Unidos, Alas manifestó su preocupación porque los infantes viajen solos, sin ninguna protección, pues al igual que los adultos viven un calvario.

"Creo que conviene que se vea este fenómeno desde todos los ángulos que ataquen todas sus causas", tanto en Centroamérica como en Latinoamérica, explicó el prelado al reiterar su apoyo a todos los esfuerzos que se realizan en el tema de los niños migrantes que viajan solos.

Abogó porque se respeten los derechos de los niños migrantes centroamericanos, porque "no es justo que se atropelle a un niño".