Enorme brecha para lograr acuerdo sobre programa nuclear iraní: Kerry

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, reconoció hoy en Viena que existen grandes diferencias en las negociaciones entre Irán y las potencias, a siete días de la fecha para lograr un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní.

"Obviamente aún tenemos brechas muy significativas, así que necesitamos ver si podemos lograr un avance", dijo Kerry a la prensa antes de una reunión con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, en la capital austriaca.

Destacó que es vital asegurarse que Irán no va a desarrollar armas nucleares y que su programa atómico es pacífico.

El jefe de la diplomacia estadunidense indicó que quedan muchas diferencias por superar, especialmente relacionadas con cuánto uranio enriquecido se permitirá fabricar a Irán.

Este combustible nuclear tiene uso civil y militar, por lo que Estados Unidos y sus aliados europeos quieren limitar al máximo la capacidad de Irán de producirlo, mientras que Teherán argumenta que lo necesita para alimentar su central nuclear con fines pacíficos.

Kerry se entrevistará este domingo con sus colegas William Hague de Reino Unido, Laurent Fabius de Francia y Frank Walter Steinmeier de Alemania en Viena, donde los negociadores iraníes y del Grupo 5+1 desarrollan desde el pasado 2 de julio la sexta ronda de diálogo de este año.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, también descartó este domingo un avance rápido en las negociaciones. "Vamos a ver nuestro margen de maniobra para realizar progresos antes del 20 de julio (fecha prevista para la firma de un acuerdo final)", dijo.

En respuesta al poco optimismo de los jefes de la diplomacia de las grandes potencias occidentales, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, destacó la necesidad de una confianza recíproca en las conversaciones sobre su programa nuclear.

"No voy a participar en un juego de buscar culpables y de manipular. No es mi estilo. Pero sí me comprometeré en un esfuerzo sincero para llegar a un acuerdo", agregó Zarif.

Manifestó que espera lo mismo de los negociadores del Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania).

Desde la firma del acuerdo provisional en noviembre del 2013 en Ginebra, las discusiones continuaron para intentar lograr un acuerdo definitivo, que supuestamente debe quedar cerrado el próximo 20 de julio.

Conforme a ese acuerdo, Irán suspendería algunas de sus actividades nucleares a cambio de una reducción de las sanciones impuestas en su contra.

En caso de no llegar a un acuerdo, el jefe de la diplomacia francesa señaló que habían dos posibilidades: prolongar las negociaciones o decir que no hay perspectiva de acuerdo.

El Grupo 5+1 insiste en la necesidad de cumplir los plazos para lograr un acuerdo final sobre el programa nuclear de Irán y minimizar de alguna manera el enriquecimiento de uranio en la nación islámica.

Irán, por su parte, defiende en todo momento su derecho al empleo pacífico de la energía nuclear y la producción de combustible para su centrales nucleares como país firmante del Tratado de No Proliferación.