Atiende Club de Niños y Niñas a más de mil 200 menores en Tijuana

El Club de Niños y Niñas de México atiende en Tijuana a más de mil 200 menores provenientes de familias en situación de pobreza o que sufren desintegración, y cuya finalidad es mejorar su autoestima e integración social.

La presidenta del Consejo Directivo, Esperanza Guevara indicó que este club, además de propiciar acciones para elevar la autoestima de los menores, el objetivo es prevenir el pandillerismo, la deserción escolar, así como las adicciones.

También, formar ciudadanos responsables y futuros líderes comunitarios, con cultura y valores, así como promover el aprovechamiento académico, las artes y el deporte, como parte integral de su desarrollo humano.

Anotó que el club registra una asistencia diaria promedio de 800 niños entre los tres clubes que existen en Tijuana, los cuales propician a los menores alcanzar el éxito, tanto en la escuela como dentro de su comunidad.

Recordó que en noviembre de 2001, un grupo de empresarios de Tijuana y de la ciudad estadunidense de San Diego, California, constituyeron una asociación civil para establecer en esta frontera el primer centro de prevención integral no lucrativo.

Explicó que el Club de Niños y Niñas de México es una asociación civil que nace del modelo de los centros "Boys & Girls Clubs of America", con más de 150 años de haberse creado y que constituyen más de cuatro mil 500 clubes en Estados Unidos y siete en México.

Guevara refirió que en mayo de 2008 abrió sus puertas en Tijuana el primer club de América Latina, y poco tiempo de operación se apreciaron los resultados en la conducta familiar y social de los miembros.

Refirió que tanto los gobiernos municipales como estatales y federales, así como la iniciativa privada, se encuentran interesados en la prevención y están apoyando en la creación de más clubes que abrirán en distintas partes del país.

Manifestó que a nivel nacional existen siete clubes, operando en Tijuana y Playas de Rosarito, Baja California; Nogales, Sonora; Atotonilco de Tula en Hidalgo y Escobedo en Nuevo León y otros dos en construcción, en Navojoa y San Luis Potosí.

Añadió que el club es una organización que funciona a través de centros de atención para niños y adolescentes de 6 a 16 años en riesgo de calle, que opera complementando horarios de clases, evitando que permanezcan solos en casa sin supervisión de un adulto.

"Ofrecemos un espacio digno y seguro en un entorno sano y divertido, donde nuestros miembros son atendidos por un grupo multidisciplinario de instructores calificados, logrando que los miembros puedan descubrir sus capacidades y talentos.