Redimensionar espacios de ocio busca el Programa Nacional de Verano

Que no caiga el público vacacional, que se aprenda a descubrir que el turismo cultural es una de las actividades más importantes del país y, sobre todo, que se redimensionen los espacios de ocio durante este periodo de asueto, es la apuesta del Programa Nacional de Verano 2014, que del 15 julio al 12 de agosto regirá en más de 260 museos de todo el país.

Magdalena Zavala, coordinadora de Artes Visuales del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dijo a Notimex que el programa dirigido a niñas y niños, de los 6 a los 19 de años, pretende "reforzar esta visión de que tan importante es el turismo de playa, como lo es el patrimonio cultural".

"(Quisimos) Descubrir que los museos son un espacio de recreación y espectáculo creativo y de calidad", señaló la funcionaria, para quien en estas vacaciones de verano se espera una afluencia de 120 mil visitantes, en actividades que no tendrán costo alguno, excepto los cursos.

"Queremos unirnos en una red de trabajo, donde lo que propusimos esta vez fue el trabajo de las colecciones. Creemos que la gente debe tomar conciencia, ser educados de una manera diferente y lúdica, a partir de los elementos de las mismas colecciones.

"Ésto permite abrir a un rubro gigantesco que no sólo es el de las colecciones de arte, sino invitar a museos de ciencia, historia, arqueología a que participen", refirió Zavala, al tiempo que agregó el tema de las Colecciones, va ligado a lo que fue el Día Internacional de los Museos.

"La actividades de Colecciones retoma la temática empleada en el Día Internacional de los Museos. Vamos a trabajar las promociones siempre de la mano con el Consejo Internacional de Museos (ICOM).

"Es importante la educación patrimonial como una educación de reforzar cual es nuestra memoria social y estas actividades nos permiten encontrar un sentido más claro de a quienes van dirigidos, que por lo general son a públicos familiares", mencionó.

Con mas de 30 ediciones de este programa, el objetivo es crear puentes de comunicación y unir esfuerzos entre las diversas estancias culturales, tanto públicas como privadas y articular una oferta cultural atractiva y gratuita en museos y recintos del país durante las vacaciones de verano.

"El Programa surgió en el Museo Nacional de Arte hace 30 años e inició como una idea de vincular la comunidad aledaña al museo; luego el museo decidió invitar a las museos de la zona y así fue ampliándose hasta que se creó esta promoción nacional.

"La promoción nacional en ese proceso se convirtió en Pasaporte del Arte, después el Instituto Nacional de Bellas Artes, decide retomar la idea del pasaporte y desvincularlo de la promoción de verano porque querían hacer tres ediciones de Pasaporte y después la promoción sigue mucho más libre", explicó Zavala.

De acuerdo con los organizadores, la idea de la iniciativa actual es ofrecer un programa de promoción cultural que opere a nivel nacional, difundir la cultura de cada una de nuestras entidades federativas, contribuir a la creación de públicos, favorecer la formación de competencias culturales y demostrar al público que los recintos culturales están al alcance de todos y que pueden ser disfrutables y educativos.

"Los museos te generan un espacio de reflexión; soy de las que está convencida de que los museos te permiten hacerte mejor persona y desarrollar tus criterios, juicios, tu perspectiva de vida, ampliar tus horizontes y conocer lo que no puedes conocer", concluyó.